Rabat: qué ver, cómo llegar y dónde ir a comer

Rabat es un pueblo situado a las afueras de Mdina. La palabra rabat es de origen árabe y significa suburbio, ya que un tiempo atrás fue parte de Mdina. A pesar de ser bastante pequeño en tamaño, Rabat es rico en historia: la tradición cristiana dice que Rabat fue el lugar de la estancia de San Pablo en Malta, fundando la primera comunidad cristiana en la isla. La importancia religiosa del lugar está subrayada por la cueva y las catacumbas de San Pablo, unos de los lugares más antiguos del cristianismo, así como numerosos monasterios y conventos repartidos por todo el territorio.

Rabat también alberga la Domus Romana, Casa Bernard y el Museo Wignacourt.

Qué ver en Rabat

Mdina y Rabat tienen que considerarse como una sola visita. En ambos lugares, lo ideal sería entrar a alguno de los palacios o edificios históricos.

Dejando la puerta de acceso a Mdina a la espalda y continuando hacia el centro de Rabat esta es la secuencia de atracciones que podrás encontrar en el camino:

  • Domus Romana: aunque Malta ha sido colonizada tanto por romanos como por árabes, no queda mucho de su paso por el archipiélago. De hecho, la Domus Romana es un verdadero museo dedicado tanto al periodo romano como al árabe. Para encontrarlo tienes que continuar por el foso de Mdina, verás un edificio neoclásico con columnas. Aquí hay nuestro artículo sobre la Domus Romana.
  • Casa Bernard: resultado del apasionado trabajo de una pareja de maestros jubilados, en realidad es una residencia noble de Malta, completamente restaurada y abierta al público para visitas guiadas. La colección de objetos de época compite con la de algunos museos malteses. Casa Bernard está abierta todos los días de 10:00 a 16:00, de lunes a sábado. La casa está ubicada en el número 46 de Saint Paul’s Street: viniendo de Mdina, es la calle larga que cogerás para llegar a la iglesia de San Pablo, que se encuentra a unos cien metros. Para entrar a la casa hay que tocar el timbre. Más información disponible en la página web oficial.
  • Museo Wignacourt: ubicado a la derecha de la iglesia principal de Rabat, obviamente dedicado a San Pablo, el museo contiene una variada colección de pinturas, antigüedades y refugios antiaéreos de la Segunda Guerra Mundial. El museo está ubicado en un antiguo palacio maltés, originalmente construido por los Caballeros de Malta. El museo está en el edificio a la derecha de la iglesia de San Pablo, en la carretera que conduce a las catacumbas. La entrada cuesta 5 € para los adultos, la mitad para los niños. El museo abre todos los días de 9:30 a 17:00. Más información disponible en la página web oficial del Museo.
  • Cueva y catacumbas de San Pablo: tradicionalmente, es el lugar donde se alojó San Pablo tras haber naufragado en Malta, por lo que es un lugar de gran valor para el catolicismo. El complejo de catacumbas es muy grande e incluye una veintena de catacumbas y un centro de visitantes. Para los horarios e información detallada puedes leer nuestro artículo sobre las Catacumbas de San Pablo.

Cómo llegar a Rabat

Si no hace demasiado calor, puedes caminar desde la puerta principal de Mdina hasta el centro de Rabat en unos 10 minutos, teniendo en cuenta que la distancia total es de aproximadamente medio kilómetro.

Rabat está bien conectado con el resto de Malta: es fácil llegar en autobús, hay una buena frecuencia de viajes. Todos los autobuses pasan por la gran plaza frente al foso de Mdina, verás varias paradas muy cerca, la de Valeta es Rabat 1. Al hacer click en el número de línea se abrirá otra página con los horarios y la ruta oficial.

  • Desde Valeta coge un autobús cualquiera entre el 50, 51, 52, 5356, aproximadamente uno cada 10 – 15 minutos;
  • Desde Sliema y San Julián coge el 202 (funciona durante todo el año, uno cada 60′), o bien la TD14 (solo en verano, uno cada hora)
  • Desde la Bahía de San Pablo (Bugibba y Qawra), coge el 186 (uno cada 30′), o bien el X3 (cada hora);
  • Desde el aeropuerto siempre puedes coger la X3, o la 201: esta última línea ofrece una verdadera vista panorámica, pasando por Blue Grotto (la Gruta Azul), y los templos de Ħaġar Qim y Mnajdra además de los acantilados de Dingli: sin embargo puede que tarde demasiado para tu gusto; otras líneas que van a Dingli desde Rabat son la 52,la 56 y la 181.

Dónde comer en Rabat

Tanto en Mdina como en Rabat hay varios bares o restaurantes ubicados en edificios históricos, a menudo con impresionantes vistas de la zona circundante. Nos gustaría recomendarte uno de estos sitios pero no solemos ir por allí ya que sabemos que el paisaje en Malta, se paga. Sin embargo podemos decirte dónde gastar poco:

Una visita obligada en Rabat es el bar Is-Serkin, también conocido como Crystal Palace, una de las más famosas pastizzerie maltesas: no puedes irte de Malta sin probar un pastizz, una comida típica de Malta, y este es uno de los mejores lugares para probarlo.

El pastizz es muy típico de Malta, se parece mucho a una empanadilla pero está hecho con pasta filo. Suele estar relleno con requesón, o guisantes y pollo. Por cierto, está bueno pero es bastante graso.

El sitio siempre está lleno de gente, es difícil sentarse en una de las pocas mesas disponibles, pero no hay necesidad de sentarse para probar un pastizz y en el mostrador te sirven de inmediato. El Crystal Palace se encuentra en Triq San Pawl, en la gran plaza que separa Mdina de Rabat: como punto de referencia, sigue las indicaciones hacia la Domus Romana. Triq San Pawl es la calle que conduce a la plaza central de Rabat, es fácil reconocer el local porque siempre hay mucho movimiento. En cualquier caso es muy conocido por los habitantes locales por lo que puedes preguntar sin problema.

pastizzeria is serkin en Rabat
la pastizzeria is serkin

Ta’ Doni se encuentra a poca distancia del Crystal Palace, es el bar pequeño con las contraventanas azules que se encuentra a lo largo de Triq San Pawl, a la derecha si vienes de la plaza donde se encuentra el Crystal Palace. Las ftire, osea los bocadillos, son grandes, con una basta para almorzar, gastando poco y comiendo rico: hay que probar el que tiene queso de cabra, tomates secos y alcaparras. Muy maltés y muy sabroso.

Ftira en Ta' Doni en Rabat
Por cierto, la ftira de Ta’ Doni está rica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario sobre “Rabat: qué ver, cómo llegar y dónde ir a comer

  1. 21 febrero 2020 at 21:14 Responder
    bego

    Muchisimas gracias…..
    Me han venido muy bien vuestras recomendaciones….
    A sido una suerte conoceros…..
    Begoña