Marsaxlokk: cómo llegar y qué comprar en el mercadillo dominical

Marsaxlokk se encuentra en el extremo sureste de Malta. La urbe es un pequeño pueblo de pescadores famoso por su mercado de los domingos, por los luzzi, los coloridos botes que pueblan las aguas de la bahía y, finalmente, por los numerosos restaurantes de pescado situados a lo largo del paseo marítimo. El nombre Marsaxlokk (la x en maltés se pronuncia sh) deriva de la palabra árabe marsa, osea puerto, y de la maltesa xlokk, siroco, dada su situación al sureste de la isla.

El mercado de los domingos de Marsaxlokk

mercado dominical de Marsaxlokk
mercado dominical de Marsaxlokk

Todos los domingos, se organiza el mercado del pueblo en Marsaxlokk , conocido localmente como el mercado del pescado. El mercado se lleva a cabo en el paseo marítimo, desde el amanecer hasta el mediodía para la comida y, hasta la tarde, para cosillas varias. En este mercado encontrarás cinco puestos de pescado ubicados en la iglesia, vendedores de fruta y verduras en los extremos del paseo (el que está hacia Birżebbuġa, es decir, a la derecha teniendo el mar de frente, es el lado más económico), y en el medio un poco de todo, con vendedores de productos para el hogar, ropa, souvenirs, etc.

¿Qué hay que comprar?

vendedor de aceitunas y queso en el mercado de Marsaxlokk
vendedor de aceitunas y queso en el mercado de Marsaxlokk
  • El pescado es realmente fresco y barato: el pez espada y el atún cuestan 12-15 €/kg, y son del día. La dorada (en maltés awrat) tiene un precio que varía de 6 a 9 € el kilo, dependiendo del tamaño, y proviene de granjas marinas ubicadas a poca distancia. También puedes encontrar pescado para la aljotta, la sopa típica maltesa, a5 €/kg. De agosto a diciembre hay un pescado local, el lampuki, más conocido como lampuga, que por lo general está a 8 €/kg: el sabor recuerda al pescado azul. Los malteses lo hacen en un pastel salado o lo fríen, pero en el horno, no en sartén. Los mariscos, como los mejillones y las almejas o crustáceos están prácticamente ausentes.
  • Las frutas y verduras son más baratas que en los supermercados, pero más caras que en los mercados de las ciudades, como el de Birgu (los martes) o Mosta (los lunes).
  • Encontrarás a la derecha, un poco después de los vendedores de pescado, un puesto (en la foto) que vende queso maltés (llamado ġbejnet), ensalada de pulpo, aceitunasbigilla, una crema para untar local hecha de habas. Las aceitunas son bastante pasables, todo lo demás es excelente y vale la pena probarlo. También encontrarás un queso, erróneamente llamado feta: no tiene nada que ver con el queso feta griego, pero está muy bueno y queda genial en las ensaladas.
  • La famosa miel maltesa (el nombre de Malta proviene de melita ya que el archipiélago durante la época greco-romana era conocido por la miel) es una verdadera rareza: comprueba las etiquetas porque a menudo la miel es importada.
  • Todos los diversos souvenirs (camisetas, toallas de playa, etc.) son los mismos que encontrarás en las tiendas de souvenirs de los diferentes complejos turísticos, pero en el mercado dominical de Marsaxlokk te saldrán un poco más caros.

[box_colorato colore =»blu»]Nuestra experiencia. Vamos a Marsaxlokk durante domingos alternos, para comprar pescado y hacer algunas compras en el mercado. Lo mejor es llegar hasta allí, hacer las compras y regresar a las 8:30, que es lo que hacen más o menos los malteses, ya que después se llena de turistas. Del transporte público hay poco que decir, tras las 9:00 los autobuses están petados de guiris a un punto que ni te imaginas. En los restaurantes, en general, se come bien pero la factura no precisamente barata: todo esto lo convierte en la clásica trampa para turistas. El pueblo es pintoresco, pero si quieres visitarlo mejor no lo hagas en domingo.[/coloured_box]

¿Qué más se puede hacer en Marsaxlokk?

La bahía de Marsaxlokk siempre ha sido un refugio natural para los navegantes en problemas, especialmente en invierno. Excelente como puerto de escala, el puerto a lo largo de los siglos ha sido testigo de numerosos eventos históricos: en el siglo XVI los otomanos desembarcaron en Marsaxlokk para comenzar el gran sitio de Malta; en 1978, en cambio, fue conquistada por Napoleón, pasando hacia su campaña de Egipto; finalmente, durante la cumbre de 1989, los presidentes Bush y Gorbachov declararon el fin de la Guerra Fría en esta localidad.

Los luzzi son los coloridos barcos pesqueros malteses. Con sus característicos ojos dibujados en la proa. El ojo pintado, o ghajn, es en realidad un amuleto contra la mala suerte. Los luzzi se pueden ver por todas partes en Malta, especialmente en las zonas de Marsaxlokk y Marsaskala.

Saint Peter’s Pool (Piscina de San Pedro)

En el lado opuesto del promontorio de Fort Delimara se encuentra Saint Peter’s Pool, una cala tranquila famosa por sus aguas cristalinas y por ser un lugar ideal para los amantes del buceo. No es fácil llegar a la ubicación en transporte público, los detalles de cómo llegar a St. Peter’s pool están perfectamente aclarados en nuestro artículo sobre las mejores playas de Malta.

El Parque de Tas-Slieg y Fort Delimara

El Parque de Tas-Slieg es una reserva natural, con bancos y un hermoso camino vallado junto al mar. En la práctica, se encuentra entre Marsaxlokk y Marsaskala, si llegas a St. Peter’s Pool procedente de Marsaxlokk, solo tienes que seguir por la misma carretera.

Sobre el otro promontorio, el más cercano a Marsaxlokk, se encuentra Fort Delimara (Fuerte Delimara), construido por los británicos entre 1876 y 1888 para defender el puerto. Actualmente, la fortaleza no está abierta al público ya que está en peligro de derrumbe, pero si te gustan los lugares abandonados no es complicado entrar. Algunas escenas de la película Assassin’s Creed, estrenada a finales de 2016, se rodaron en este fuerte.

Fuerte San Lucien

En el extremo sudoeste de la bahía se puede ver el Fuerte San Lucien, construido en 1610. Una leyenda local cuenta que San Juan habló a una mujer mientras dormía, suplicándole que fuese a ver al Gran Maestre Wignacourt para pedirle que fortificara el área en previsión de un ataque de los turcos. Pero nadie prestó atención a la mujer hasta que los turcos atacaron la bahía el año siguiente. La construcción de la fortaleza comenzó poco después. Bajo el dominio inglés, el fuerte fue ampliado y reforzado, y fue utilizado activamente por el ejército durante todo el periodo colonial como un puesto de avanzada, un almacén de municiones y prisión.

Actualmente la estructura es gestionada por la Universidad de Malta y alberga un centro de investigación acuática. Se puede visitar libremente el sábado por la mañana a partir de las 10:00

Iglesia de la Madonna Ta’ Pompej

Iglesia de la Madonna ta' Pompej en Marsaxlokk
Iglesia de la Madonna ta’ Pompej

Con vistas a la plaza principal, justo encima del puerto, está la iglesia parroquial que data de finales del siglo XIX y está dedicada a la Virgen de Pompeya. Es una clara muestra del estilo maltés. La fachada principal está flanqueada por dos campanarios simétricos, construidos en piedra arenisca; También la planta sigue el diseño típico maltés y es de cruz latina, con una sola nave central. El interior está decorado en estilo barroco, con un altar de mármol de Carrara y el retablo central es una copia del cuadro conservado en la Basílica de Pompeya.

En comparación con otras iglesias de Malta, el edificio no destaca por méritos artísticos o arquitectónicos excepcionales, sin embargo, puede ser interesante visitarla durante los servicios religiosos del domingo, ciertamente muy característicos.

Información útil

Cómo llegar a Marsaxlokk

Marsaxlokk no está muy bien conectado con el resto de Malta: en autobús, primero hay que llegar a Valeta y, desde allí, cambiar a uno de los autobuses que figuran en la lista. El domingo, la parada más cercana Xerriex: el mercado está a unos cien metros, a través del paseo marítimo.

  • Para ir desde Valeta a Marsaxlokk coge el 81 o el 85, o el TD10 (esta última línea opera solo los domingos y cuesta el doble) frecuencia de aproximadamente uno cada 20′;
  • Como alternativa, existe una línea directa desde el aeropuerto, la 119, pero la frecuencia es de un autobús cada hora.
  • El 119 continúa hasta Marsaskala, y con él que puedes conectar a pie tras una caminata de unos 90 minutos, contando con la posibilidad de detenerte en el parque de Tas-Slieg.

Para los que queráis hacer el viaje en taxi, tal vez para regresar tras cenar un buen pescado, las tarifas son de alrededor de 15 € desde Valeta, mientras que desde el norte de la isla el coste es de alrededor de 25 €.

Dónde comer en Marsaxlokk

La zona del paseo marítimo de Marsaxlokk alberga cerca de una veintena de restaurantes, todos basados en pescado: los malteses llenan estos locales los viernes y sábados, los turistas lo hacen los domingos. Dada la naturaleza turística del lugar, varios de los restaurantes se han puesto bastante caros, por lo que no conviene sentarse de forma casual: mira las reseñas online y si vas un viernes o un sábado evita aquellos que están más vacíos. El domingo no hay mucho donde elegir, el problema es encontrar dónde sentarse.

  • Tartarun es uno de los restaurantes de comida maltesa más populares del pueblo (ubicado ligeramente en el interior, exactamente aquí), no muy grande, de gestión familiar y con una buena selección de platos malteses. Entre los diversos restaurantes históricos, es el que ha mantenido una mejor reputación.
  • Terrone por su parte, se encuentra al final del paseo marítimo, hacia el este, y es ciertamente una excepción. Ofrece cocina italiana (se encuentra aquí), principalmente basada en pescado: a pesar de su nombre (terrone en italiano es un término peyorativo), el sitio cuenta con una carta bastante importante. El menú degustación de pescado para dos personas por 55 € cunde sobradamente.

Para comer pescado, nosotros no vamos a Marsaxlokk, sino a la vecina Marsaskala, ya que ciertamente hay menos turismo de asalto. La diferencia en la calidad y la cuenta se hace notar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *