Floriana

Floriana es la ciudad situada fuera de las murallas de Valeta. Su desarrollo está vinculado a las necesidades defensivas de Valeta: de hecho, surgió a principios del siglo XVIII entre la segunda línea de murallas de Valeta, las Floriana Lines, de las que toma su nombre, y las paredes de la capital.

La Historia de Floriana

La historia de Floriana se inicia en el año 1636 con la construcción de las Floriana Lines: una línea de fortificaciones construidas fuera de los muros de Valeta como un sistema defensivo adicional. Este trabajo fue encargado por el Gran Maestre de Paule al ingeniero italiano Pietro Paolo Floriani, de quien la ciudad tomó su nombre más tarde. La construcción de las Floriana Lines terminó alrededor de 1720 y, poco después, en 1724, comenzó a construirse la franja de tierra dentro de ellas. El suburbio fue fundado por el Gran Maestre Antonio Manoel de Vilhena y bautizado como Borgo Vilhena en su honor. El nombre original pronto cayó en desuso, en favor de  Floriana o Furjana, y hoy Borgo Vilhena se usa solo como título honorífico de la ciudad.

Qué ver en Floriana

Aunque Floriana es más reciente que Valeta, aún conserva buena parte de las estructuras defensivas, cuyos terraplenes, con el tiempo, se han convertido en espacios verdes por los que pasear. Ten en cuenta la plaza de San Publio, que es la plaza grande inmediatamente visible antes de llegar a la terminal de autobuses de Valeta, donde tendrás que bajarte: vale la pena dar un paseo por la plaza y recorrer la calles.

Iglesia de San Publio

 interiores de la iglesia de San Publio
interiores de la iglesia de San Publio

La Iglesia de San Publio es la iglesia parroquial de Floriana: su construcción comenzó en 1733 y se consagró en 1768, con el traslado de las reliquias del santo homónimo. Durante el siglo XIX, la iglesia continuó embelleciéndose, finalizando su gran fachada y el interior. Dañada durante la Segunda Guerra Mundial por el bombardeo italiano-alemán, fue reconstruida fielmente reproduciendo su apariencia original. La iglesia es de estilo neoclásico, con una cruz latina, destaca el retablo con el martirio de San Publio y el gran fresco en la bóveda central, que representa el naufragio de San Pablo, su estancia en Malta y encuentro con Publio. Entre las iglesias de Malta, la de San Publio es una de las más pintorescas, gracias también a la gran plaza situada en frente.

Graneros de Floriana

Los graneros de Floriana se encuentran en la plaza frente a la Iglesia de San Publio. Estos son unos agujeros grandes y profundos, los cuales contienen silos fabricados para almacenar grandes cantidades de grano. Los agujeros están cerrados con tapas circulares de piedra, claramente visibles en la plaza. Los silos, un total de 76, se mantuvieron en uso hasta 1962 y tenían una capacidad de 65 toneladas. Los graneros son uno de los espacios abiertos más grandes de Malta y se utilizan con frecuencia para grandes reuniones masivas, como festivales, conciertos u otros eventos públicos.

Jardín botánico Argotti

Jardín botánico Argotti en Floriana
Jardín botánico Argotti en Floriana

Los Jardines Botánicos Argotti (en inglés Argotti Botanical Gardens, los malteses los conocen coloquialmente como Il-Gotti), datan de principios del siglo XVIII. Nacidos como jardines privados del Gran Maestre Pinto, pasaron a manos de Argote de Guzmán, del cual toman su nombre actual. En el siglo XIX se transformaron en jardines botánicos y actualmente, los Jardines Botánicos Argotti son administrados por la Universidad de Malta.

Su papel original se ha adaptado a las necesidades de la Universidad: además del cultivo de especies locales y extranjeras, se estableció un semillero para las especies botánicas más amenazadas, a fin de garantizar su continuidad. Los jardines actualmente forman parte de una gran red botánica en la cuenca mediterránea, con un importante proyecto de conservación de especies raras y endémicas, principalmente mediterráneas.

Visitando los Jardines Argotti podrás caminar a la sombra de grandes robles, junto a adelfas y cactus de coloridas flores, todo ello rodeado de fuentes y estanques artificiales. Existe la posibilidad de visitar un pequeño museo hortícola, ubicado en parte en una villa, que exhibe semillas locales y extranjeras, plantas e indicaciones sobre jardinería. Uno de los aspectos más destacados de estos jardines es la vista de las fortificaciones de Floriana y sus jardines, muy apreciados también por los habitantes que vienen aquí solo para disfrutar de las vistas.

Horario de los Jardines

Los jardines están abiertos al público de lunes a viernes. Desde el 1 de octubre hasta el 15 de junio, abren de 9:00 a 15:00; Del 16 de junio al 30 de septiembre abren de 9:00 a 12:00. La entrada es gratuita.

Portes des Bombes

Las Portes des Bombes, o Puertas de los cañones, son la entrada monumental a Floriana Lines. El edificio data de 1720 y fue obra del Gran Maestre Ramón Perellos y Roccaful. Las murallas defensivas de los lados de las puertas fueron demolidas hace mucho tiempo, dejando solo en pie la monumental puerta, que bien podría confundirse con un arco del triunfo. Originalmente, la puerta tenía solo un arco a través del cual se accedía a Floriana, pero a mediados del siglo XIX, los británicos expandieron la entrada con un segundo arco para mejorar el tráfico. Las Portes des Bombes son claramente visibles: están situadas justo en la carretera que conduce a Valeta, cerca del centro de transportes Bombi.

Mall Gardens

Los Mall Gardens se construyeron en 1656 por orden del Gran Maestre Lascaris como un área recreativa reservada para los Caballeros de la Orden: es uno de los primeros ejemplos de parques recreativos en toda Europa, actualmente en funcionamiento. Los jardines, cerca de la iglesia de San Publio, se abrieron al público en 1805: alrededor de 400 metros de largo estaban limitados por unas cercas, muy dañadas durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y luego demolidos. El parque es muy tranquilo: se puede caminar por las zonas verdes, entre las plantas mediterráneas y los estanques,y admirar la serie de monumentos que conmemoran importantes personalidades maltesas.

Estación de Tren de Floriana

En Floriana, debajo de los St. Philip Gardens (Jardines de San Felipe), se encuentra la antigua estación de tren. La estación está ubicada en un túnel de 900 metros , que desde Valeta llegaba hasta cerca de las Portes des Bombes. La línea ferroviaria estuvo activa durante 48 años, desde 1883 hasta 1931, para luego ser reemplazada por el transporte por carretera: los túneles fueron explotados como refugios antiaéreos durante la Segunda Guerra Mundial. Durante los últimos años, la Fundación de Ferrocarriles de Malta ha estado tratando de devolver su antigua gloria a este pedazo de historia. Por lo general, la estación está cerrada, pero cada año se organizan caminatas a lo largo del túnel para que los turistas y la población maltesa conozcan una parte preciosa de la historia más reciente de la isla.

Información útil

Cómo llegar a Floriana

Dado que todos los autobuses a Valeta pasan por Floriana, solo tienes que coger cualquier autobús en dirección a Valeta: prácticamente todos los autobuses del 1 al 94, 122 y 138. Puedes ahorrar unos minutos bajando en Sarrja, o San Publiu, o llegar a la estación de autobuses y dar un corto paseo para cruzar la larga plaza de San Publio.

Dónde comer en Floriana

Una de las mejores pastizzerías del área de Valeta se encuentra en Floriana, frente a la estación principal de policía, en Triq San Calcidonju: los pastizzi cuestan 30 céntimos, casi la mitad que en Valeta, y son mucho menos grasos que los de los quioscos de la estación de autobuses de Valeta. Apenas gastarás 2,50 € por cabeza.

Como restaurantes propiamente dichos, en Floriana se habla bien del Haywharf Restaurant, ubicado bajo las murallas de Valeta en Xatt it-Tiben. Sin duda, la vista del puerto y Manoel Island es magnífica: el local incluye un restaurante y una terraza con bar salón, para disfrutar de un cóctel frente al mar. La cocina ofrece platos típicos mediterráneos a base de carne y pescado. El coste medio de una cena para una persona es de alrededor de 30 – 35 €.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *