Mdina: la antigua capital maltesa

Mdina es una antigua ciudad fortificada situada en el centro de Malta. Oficialmente es una ciudad, aunque en realidad es muy pequeña: datos en mano, apenas supera los 300 habitantes. Cuenta con unas imponentes murallas defensivas y su nombre deriva directamente del periodo árabe: en árabe, de hecho medina significa ciudad.

Historia de Mdina

La localidad ciertamente estuvo habitada en la época romana, como se puede ver gracias a los restos alojados en la cercana Domus romana, y en otros lugares. Tras la caída del Imperio Romano, la ciudad fue rodeada por muros y su perímetro se redujo para hacerla más fácil de defender. No se sabe con certeza si la reducción se produjo con los bizantinos o los árabes. La ciudad, conocida como Melita desde la época romana, permaneció deshabitada tras la invasión árabe hasta el siglo XI, cuando fue reconstruida con el nombre actual, Mdina. Luego pasó a pertenecer al Reino de Sicilia tras la conquista del archipiélago maltés por parte de este.

Tras haber sido la capital y el centro más importante de la isla a lo largo de la Edad Media, Mdina perdió su posición prominente con la llegada de los Caballeros de Malta que trasladaron el centro de poder, primero a Birgu (una de las tres ciudades) y después a Valeta. En los últimos siglos sufrió una lenta despoblación hasta quedar casi deshabitada: su apodo, Ciudad Silenciosa, se deriva de esta situación y se une al título medieval de Ciudad Notable. De hecho, al pasar por la noche podemos confirmar que su apodo está bien ganado.

Qué ver en Mdina

Mdina no es grande y generalmente se visita junto a Rabat. Técnicamente, Rabat es una ciudad aparte, pero en la práctica son parte de la misma aglomeración y están divididas por una plaza. Para los principales monumentos hemos dedicado artículos separados que, obviamente, te recomendamos leer.

  • La Catedral de San Pablo. Desde el punto de vista eclesiástico, es la iglesia más importante de Malta, completamente reconstruida en 1705 tras haber sido dañada por un terremoto. Los interiores contienen obras de Mattia Preti, muros curiosamente cubiertos con telas y un suelo formado a base de lápidas lo cual junto al museo (situado al lado), da una idea del estilo artístico maltés de la época.
Catedral de San Pablo en Mdina
Catedral de San Pablo
  • El Museo de Historia Natural. Ubicado en el interior del Palazzo Vilhena, contiene varias colecciones de todo lo relacionado con la naturaleza maltesa: fauna, flora y minerales. Si traes a tus hijos contigo puedes pasar fácilmente un par de horas dentro.
Museo de historia natural de Mdina
Museo de historia natural
  • Palazzo Falson. Se trata de un antiguo palacio noble maltés abierto al público desde 2007 tras una larga restauración. El palacio contiene numerosas colecciones de objetos de todo tipo, tanto arte como útiles de uso cotidiano en el pasado y, sin duda, vale la pena la visita guiada de una hora. El edificio abre de martes a domingo de 10:00 a 17:00 y cierra los lunes. Más información en la página web oficial.
  • Mdina Dungeons (Mazmorras). Las Mdina Dungeons son las mazmorras de Mdina, situadas justo después de la puerta principal de la ciudad, a la derecha. Se encuentran en el sótano del  Palazzo Vilhena (que también alberga el Museo de Historia Natural) y muestran los acontecimientos más oscuros y misteriosos de la historia de Malta: temas relacionados con las supersticiones, la epidemia de plagas en Malta, la Inquisición y los Periodos Coloniales francés e inglés. El museo está abierto todos los días de 10:00 a 16:30, excepto durante las vacaciones. El precio de la entrada es de  5 € por persona.
  • La Mdina Experience. Es la típica atracción familiar, la Mdina Experience es una película de 30 minutos sobre la historia de la ciudad. Recorre rápidamente las principales etapas históricas, proporcionando una visión general de los principales eventos hasta la historia reciente.  La Mdina Experience abre todos los días de 10:00 a 17:00, excepto el 25 de diciembre. La entrada cuesta 6 € para adultos y niños mayores de 12 años y 3 € para los niños de 5 a 12 años. Los menores de 5 años que vayan acompañados no pagan entrada.
  • Tools, Trade and Tradition Museum. El museo de herramientas, comercio y tradición se encuentra dentro del Centro Cultural del Palazzo de Piro. El museo se dedica a la vida cotidiana del pasado explorando cómo se realizaban las artesanías comunes, como la sastrería, la carpintería, la producción de alimentos y muchos otros, utilizando las herramientas que se usaron antaño. El Palazzo de Piro también alberga una extensión del Museo de la Catedral, con artefactos artísticos de las parroquias de Malta. El museo abre de lunes a sábado de 9:30 a 17:00. Más información en la página web oficial.

Cómo llegar a Mdina

Mdina se encuentra en el centro de Malta, por lo que resulta bastante sencillo llegar desde cualquier parte de la isla. Rabat se encuentra frente a Mdina y solía ser su suburbio. En general, es recomendable comenzar la visita por Mdina y luego continuar con Rabat: para saber qué hacer y qué ver en Rabat lee nuestra guía.

Para llegar a Mdina en autobús hay que bajar en la parada de L-Imdina, a no más de 50 metros de la puerta de acceso. La parada es la misma para todas las líneas. Una vez fuera del autobús tendrás la puerta de acceso a tu derecha. Si quieres un mapa de papel hay una oficina de turismo inmediatamente después de la puerta de acceso, a la izquierda. En realidad no es que sea necesario: la ciudad está rodeada de muros defensivos y cualquier camino que cojas convergerá en la plaza de la Catedral de San Pablo. La Domus Romana se encuentra fuera de los muros, en la plaza donde se coge el autobús.

  • Desde la estación de autobuses de Valeta, cualquier autobús entre el 50, 51, 52, 5356 te llevará a tu destino. Sale uno cada 10-15 minutos.
  • Desde Sliema – San Julián a Mdina puedes coger el 202 sin hacer cambios (un viaje cada hora), o bien llegar a Valeta y cambiar a uno de los anteriormente mencionados.
  • Desde el aeropuerto el 201 (hace un recorrido muy largo, pero también muy pintoresco) o el X3.
  • Desde la zona de la Bahía de San Pablo (Bugibba, Qawra y Xemxija) a Mdina puedes coger el 186 (uno cada 30 minutos), o el X3 (cada hora).
  • Desde Mater Dei puedes coger el 181 o el 182.

Dónde comer en Mdina

A pesar de su tamaño, Mdina ofrece una gran cantidad de locales, todos ellos ubicados dentro de algún edificio histórico. Aquí algunos de ellos:

  • El Fontanella Tea Garden se encuentra en las murallas de Bastion Street. Aquí puedes sentarte en la terraza que ofrece una vista genial del paisaje o bien, en el interior durante los meses de invierno. El menú abarca desde primeros platos, típicos o mediterráneos, hasta bocadillos rápidos como baguettes; Lo más destacado, sin embargo, son los postres caseros. El precio medio por persona es de alrededor de 15 €.
  • El Don Mesquita, situado en la plaza Mesquita, es un bar de vinos, un lugar tranquilo con un personal muy amable donde podrás degustar cocina típica maltesa. El coste medio por persona es de alrededor de 15 €.
  • La Trattoria AD 1530 es un lugar acogedor, ubicado frente al Palazzo Vilhena, en una plaza tranquila y característica. La cocina ofrece un menú con platos mediterráneos a base de carne o pescado. El coste medio es de alrededor de 20 € por persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *